Dividendo demográfico y migración en El Salvador: ¿cuánto se ha perdido?

El Salvador se encuentra en un proceso de transición demográfica en que la relación de dependencia continuará disminuyendo hasta 2032-2033, por lo que el país seguirá disfrutando de un momento poblacional favorable en los próximos 15 años. Los beneficios de los dividendos demográficos no son automáticos. Más bien, los países deben implementar medidas de política pública que permitan sacar el mayor provecho de esa ventaja. La inversión en capital humano, comparativamente baja, y las modestas ganancias de productividad laboral sugieren que El Salvador no estaría sacando el máximo provecho de su dividendo demográfico. La migración de salvadoreños en edades productivas al exterior es uno de los factores que, ceteris paribus, han incidido en la escasa capacidad que tiene el país para aprovechar esas circunstancias favorables.

Compare
SKU: us01384-2018 Categoría: