Una nueva mirada a las pensiones

El mundo vive circunstancias difíciles. La pandemia nos ha afectado a todos. Las personas tienen necesidades actuales, si han perdido empleo y ahora no lo consiguen, no tienen cabeza para pensar en el mañana. Pueden tener o haber tenido COVID-19, o tal vez un amigo, o un compañero de trabajo o, peor aún, un amigo puede estar sufriendo o haber sufrido con la enfermedad, e incluso ha podido fallecer. En este contexto, los sistemas previsionales no han estado exentos de las dificultades suscitadas. En países de la región, se han permitido retiros desde las cuentas individuales de capitalización en los sistemas privados. Aquí, en el Perú, el Congreso de la República, desconociendo la naturaleza de un sistema de reparto, como es el Sistema Nacional de Pensiones (SNP), buscó la devolución de aportes previsionales, lo que generó expectativa en la población. Luego, la norma no prosperó porque el Tribunal Constitucional consideró que esta propuesta iba en contra de los principios constitucionales que dirigen la intervención pública previsional. De todo lo ocurrido, la Oficina de Normalización Previsional (ONP) arribó a importantes conclusiones, con una mirada positiva. Nos dimos cuenta que los afiliados a los regímenes y seguros que administramos no conocían qué implicaba estar en ellos, no entendían el carácter de un sistema contributivo, y menos qué es uno de reparto. Frente a ello, era importante crear confianza en los asegurados, generar esa empatía tan necesaria en épocas tan complejas como las que hoy vivimos.

Compare
SKU: us03119-2021 Categoría: